Alles über spanischen Schinken
Alles über spanischen Schinken
Um einen iberischen Schinken maximal auskosten zu können, seinen Geschmack und seine verschiedenen Geschmacksnuancen genießen zu können, ist es notwendig, alles über die Art der Aufbewahrung, den Umgang mit dem Stück Schinken und das Schneiden zu wissen. Es ist aber ebenso wichtig, die verschiedenen Arten von Schinken, die unterschiedlichen Qualitätsgrade und andere Aspekte zu kennen, welche im Umgang mit diesem hochgeschätzten Gourmetprodukt unbedingt bekannt sein sollten.
Inhalt
Schneideanleitung

Propiedades nutricionales del jamón ibérico de bellota

Las virtudes del jamón ibérico como producto gourmet parecen indiscutibles tanto a nivel nacional como internacional, pero otros aspectos no suelen ser tan conocidos por el gran público. Es el caso de las propiedades nutricionales del jamón ibérico de bellota, uno de los elementos que le otorga un valor superior en comparación con otros tipos de jamones.
 
Desde hace ya varias décadas, se han llevado a cabo un gran número de investigaciones en torno a las cualidades que diferencian, en materia de nutrición, al jamón ibérico de bellota de otros jamones. Esto es importante, ya que la primera conclusión en la que coinciden estos estudios es que el jamón ibérico de bellota tienen unas propiedades nutricionales muy diferentes a las de otros jamones, ya sean ibéricos o provenientes de cerdos blancos.
 
De esto se desprende la importancia de la alimentación recibida por los cerdos ibéricos durante el período de engorde en régimen de montanera. En efecto, si algo otorga una calidad superior al jamón ibérico de bellota es precisamente la alimentación a base de bellotas y otros recursos encontrados en la dehesa, una calidad que se manifiesta tanto en su aroma y su sabor como en ciertos valores nutricionales.
 
De entre las numerosas propiedades nutricionales del jamón ibérico se destaca su riqueza en proteínas y lípidos, también muy presentes en jamones serranos, pero que en el caso de los ibéricos de bellota de mayor calidad. Una calidad que se basa en la concentración de aminoácidos por cada gramo de proteína, que en el caso del jamón ibérico de bellota es mucho más elevada en comparación con la misma cantidad de otros jamones.
 
Información nutricional del jamón ibérico Por cada 100 gramos
Calcio 27,08 mg
Carbohidratos 0,10 g
Energía 375 Kcal
Fósforo 157,5 mg
Grasas 22,4 g
Hierro 3,35 mg
Magnesio 157,5 mg
Potasio 153 mg
Proteínas 43,2 g
Sodio 1110 mg
Vitamina B12 15,68 µg
Vitamina E 11 µg

En la misma línea, cabe destacar la gran cantidad de grasa intramuscular contenida en los jamones ibéricos de bellota, fruto de la alta predisposición genética de los cerdos ibéricos.

Además, el hecho de que se alimenten exclusivamente con bellotas, un fruto seco con altas concentraciones de ácido oleico, hace que esta grasa sea no saturada, a diferencia de los jamones provenientes de cerdos blancos, que contienen una alta proporción de grasas saturadas. Esto se traduce en que el jamón ibérico de bellota aporta colesterol considerado bueno por los especialistas en salud y nutrición.
 
Otro elemento muy valorado del jamón ibérico de bellota, desde el punto de vista nutricional, es su elevada digestibilidad.

Se ha demostrado que durante el proceso de curado al que se ve sometido el jamón, se produce una reacción química denominada proteólisis. Este proceso químico eleva el índice de digestibilidad a niveles que oscilan entre el 85% y el 100%, algo que se traduce en una capacidad mucho mayor para asimilar el resto de nutrientes.
 
Además de las grasas y lípidos, el jamón ibérico de bellota aporta diversos nutrientes de gran calidad, entre los que se destacan proporciones elevadas de minerales como calcio, fósforo, magnesio, potasio, magnesio, hierro, sodio, y otros minerales en menor medida, muy superiores también, si los comparamos con otros tipos de jamones.
 
Por último, la alimentación a base de bellotas también contribuye en la transmisión de ciertas vitaminas del grupo E, muy valiosas en lo que se refiere a la maduración y la oxidación del jamón ibérico de bellota, y de otras del grupo B, especialmente B1 y B12. Todos estos factores colocan al jamón ibérico de bellota en una posición privilegiada en lo que se refiere a nutrición y prevención de enfermedades.
 
Se puede destacar que las propiedades nutricionales del jamón ibérico lo hacen especialmente recomendado para el desarrollo muscular, dado que tiene gran cantidad de proteínas y lípidos, razón por la cual se recomienda su ingestión durante los períodos de embarazo de las mujeres o para el crecimiento durante las diferentes etapas de crecimiento.
 
También se ha demostrado que los alimentos con alta concentración de vitaminas del grupo B son muy positivos para el tratamiento y la prevención de la depresión. Finalmente, su alta digestibilidad hace que sea muy positivo durante cuadros de convalecencia o post-operatorios, así como para mantener una buena alimentación mientras se experimentan problemas estomacales.
 
Todas estas propiedades nutricionales del jamón ibérico lo convierten en un producto central de la dieta ibérica, que consumido con regularidad y sin excesos, solo hace que aportar beneficios para llevar una vida más sana y equilibrada.